lunes, 11 de enero de 2016

Ya tenemos President

Después de tres meses de hacer el ridículo, los catalanes ya tenemos President. Un President con el que nadie contaba y que el señor Mas se ha sacado de la chistera para no perder en unas posibles elecciones hasta su dignidad. Lo curioso del asunto es que ningún partido político ha salido ganando. CUP se ve obligado a ceder dos diputados a Junts pel sí y otros dos han dimitido. Después de hacer el ridículo delante de sus afiliados, hacerles votar a favor o en contra de Mas, salir No después de un extraño empate y afrontar la dimisión de uno de sus cabecillas, el señor Baños, por fin han conseguido lo que querían, que era seguir con el proceso independentista pesase a quien le pesase. Pero ya no era por el proceso en sí, sino por no llegar a celebrar unas elecciones en marzo que se temían muy negras para ellos y JxSi. Cierto es que han conseguido que el señor Mas no sea presidente, pero han pagado un alto precio por ello. Ya veremos si en las siguientes elecciones sus afiliados y simpatizantes siguen dándoles su apoyo o votan a ERC, los grandes beneficiados, en mi opinión, de estos tres castigadores meses. También recordarles que ERC dijo en su momento que no pactaría con CIU si seguía con los recortes y ahí están, fusionados. CUP dice que este acuerdo no impedirá que sigan pidiendo mejoras sociales, algo que dudo y me temo que nos hayan mentido otra vez. Y si no, que se lo pregunten a Jonqueras, o a los miles de catalanes en paro o a aquellos que llevan meses esperando una operación. A mí, después de lo sucedido en su asamblea y el apoyo dado a JxSi, de estos "anarcas" ya no me creo nada.
Por fin el señor Mas se ha bajado los pantalones, y esperemos que sea la última vez que se los tenga que bajar (ya se sabe que en la cárcel los pantalones duran poco tiempo puestos). Le ha costado pero era eso o perder miles de votos en unas futuras elecciones que lo hubieran enviado directamente al infierno. En su lugar ha puesto a un tal Puigdemont, por lo visto un hombre con un punto de vista algo fanático con esto de la independencia. Pero lo mejor es la cara de tonto que se le debe haber quedado al Romeva. Usado como saco de boxeo en la campaña electoral, ahora lo descuelgan y lo meten en el trastero para que crie polvo. Pobrecico. También Jonqueras debe estar de mala ostia, él que se veia ya como President tras la no admisión de Mas por parte de la CUP, algo, en mi opinión, que hubiese sido más coherente que poner al "flequillos". Vamos, que el señor Mas no ha dejado indiferente a nadie. Me lo imagino preguntando como un profesor en el aula quién quiere ser presidente y Romeva y Jonqueras a mano alzada gritando "yo, yo", para acto seguido decir "bueno como nadie levanta la mano...., tú, el Harry Potter". Patético. Patético que Cataluña tenga un Presidente al que la mayoría de votantes desconoce, patético el transfuguismo de CUP, la desinformación sobre la independencia de Cataluña y la imagen dada por aquellos que desean una Cataluña libre (yo creía que ya era libre pero resulta que no) a toda costa, sin importarle los medios. Como dicen, en el amor, en la guerra y en la política todo vale.
Lo cierto es que no sé qué tiene la política que nadie quiere dejarla. No los echas ni con agua caliente. Ni Fraga en su momento, ni Rajoy, ni Mas, etc... Todos quieren seguir chupando del bote. ¡Menudo país! Y lo que nos espera. Así de pronto nos esperan en meses próximos batallas por la independencia de Cataluña, por ser presidente de España, por solucionar el paro (perdón, esto último se me ha colado). Y encima todos cabreados como monos. Podemos y Ciudadanos cabreados porque no hayan nuevas elecciones, Sánchez cabreado porque su partido no lo quiere, Rajoy cabreado porque no lo quieren de Presidente, los paraos cabreados porque no tienen trabajo. A los pensionistas les quitan médicos y a los niños profesores. A los no independentistas (52%) nos quitan España. Y a todos, todos, nos roban del sueldo.
Dicho esto, espero que a alguien se le encienda la bombilla y piense en los ciudadanos que les votamos. Y piensen también que somos los invisibles los que les pagamos su abultado sueldo. Creo que nos quedan meses muy duros aún que pasar y con estos gobernantes que tenemos no va a ser coser y cantar arreglar los líos en los que nos han metido estos desalmados. Salut y Fuerza.