jueves, 28 de abril de 2016

Derecho a la huelga, derecho a decidir

Hoy he tenido que escuchar de gente joven, aparentemente culta, gente con estudios y demás papeles mojados que a la vista está no sirven de mucho, críticas hacia unos trabajadores que ejercen su derecho a la huelga, único y lastimoso derecho que le queda al trabajador hoy día. Y estas críticas las he tenido que escuchar de todo tipo de personas pero no me esperaba que gente que se declara independentista y piden ejercer su derecho a decidir separarse de España, gente anarquista de camiseta pero burguesa de vivienda, gente que defiende a los manteros pero que llevan bambas Nike de 90 euros el par, gente a favor del movimiento okupa pero por lo visto en contra de que trabajadores como ellos reivindiquen una mejora en sus condiciones laborales. Hoy he tenido que escuchar muchas tonterías de esta gente que se harta a decir que sus padres con Franco no podían hablar catalán y a pesar de eso defienden el catalán como única lengua. A mí que me disculpen pero eso que dicen... ¿no es lo mismo que le critican a Franco? Yo creo que sí. Pero no, lo mío es diferente. Tú si pides cincuenta euros al banco es para vicios, ellos lo piden para comer. Es muy diferente, señores. Aquí todos nos apenamos cuando cierran una fábrica de Seat o de Panrico o le damos al "me gusta" de Facebook por ERES injustos de Campofrío pero ay si me tocan lo mío. Ay si los profesores hacen huelga para reclamar una mejor enseñanza pública para nuestros hijos y tengo que gastarme los cuartos en una canguro. Ay si los médicos hacen huelga para reclamar más profesionales y mejorar una sanidad pública que utilizamos todos y tengo que esperar tres horas a que me atiendan. Pobres de ellos. Porque un médico que hace huelga en Soria está en su derecho de secundarla pero si la hace mi médico de cabecera es un hijo de puta que le importa una mierda mi salud para él ganar 60.000 euros al año y comprarse un chalet en la sierra. Es así de penoso, pero es así. Y lo peor de todo es que seguro que algunos tontos de estos si leen estas palabras me darán la razón. Paciencia Señor, dame paciencia.
Siento mucho decir que si un servicio público decide hacer huelga joderá al público, por eso es un servicio público. Si los taxistas deciden hacer huelga joderán a aquellos que quieran coger un taxi ese día, si los pilotos de Iberia deciden hacer huelga joderán a los que vuelen ese día, si la policía hace huelga joderán a todos aquellos a los que hayan robado ese día. Sí, es así, lo siento. Y si ustedes, si ustedes, seres antipáticos y egoístas les apoyasen en vez de criticarlos posiblemente, seguramente diría yo, esa huelga de tres días podría convertirse en uno y usted no tendría que esperar tres horas a que el médico le recetase calmantes por ese ataque de ansiedad que le ha entrado cuando ha visto que el F. C. Barcelona ha quedado eliminado de la Champions. Sí, también he tenido que oír esta vez una de las tonterías más grandes que jamás he oído y que desgraciadamente oigo cada vez que un sector público hace valer su derecho a la huelga: si quieren hacer huelga que la hagan, pero que no fastidien al ciudadano. Es que es para mear y no echar gota.
Huelga: Interrupción colectiva de la actividad laboral por parte de los trabajadores con el fin de reivindicar ciertas condiciones o manifestar una protesta. INTERRUPCIÓN DE LA ACTIVIDAD LABORAL. A ver seres inteligentes de otros planetas, ¿me pueden explicar cómo un piloto de Iberia puede hacer huelga, es decir cesar de su actividad laboral, y pilotar un avión al mismo tiempo? Se me acabarían los adjetivos descalificativos para esas personas que pretenden que los barrenderos hagan huelga manteniendo las calles limpias. No, iluminado, no. No se puede, no insistas. Si los controladores aéreos cobran 300.000 euros al año es porque tienen la  responsabilidad de no matar a los miles de pasajeros que viajan en avión en su turno de trabajo. A mayor responsabilidad, mayor salario. Y si deciden hacer huelga porque no pueden descansar más de media hora en jornadas laborales de doce horas no es porque quieran más dinero, es porque no quieren cargar en su conciencia con doscientos muertos, algunos de ellos niños, e ir a la cárcel porque otros no van a cobrar sus objetivos. Porque si el ferretero se equivoca en el tamaño del destornillador no pasa nada, no muere nadie ni él va a la cárcel, mientras que si un conductor de tren descarrila porque está cansado porque su empresa le hace trabajar dos horas más cobrando lo mismo y mata a tres personas sí va a la cárcel, y por lo tanto el conductor de tren deberá cobrar más que un dependiente de una ferretería. Lógico. Y si no es así tiene todo el derecho del mundo a quejarse y pedir un aumento de sueldo, que para eso se juega cada día el pellejo y el pan de sus hijos y de muchos otros niños.
Frustrado, desesperanzado, incrédulo con la humanidad. Así me defino hoy. Hoy me he dado cuenta de que en este mundo de mierda tus actos no valen para nada, sólo cuenta la apariencia. Que da igual que votes al PP o al PSOE mientras luzcas una camiseta del Che a lo Andy Warhol. Que da igual que trabajes todas las huelgas mientras grites con el puño en alto "compañeros a las barricadas". Los incultos no serán capaces de preguntarte por qué llevas una camiseta del Che Guevara, o si sabes quién era o lo que hizo, o si sería capaz de contenerse en pegarte un tiro en el pecho al verte con unas bambas que simbolizan el triunfo del capitalismo mientras esnifas coca en tu ático del centro de la ciudad. Tú inepto, ¿serás capaz de ponerte en la piel del otro algún día? ¿Serás capaz de entender que si tu vecino hace huelga es porque no le queda otro remedio? ¿Serás capaz algún día de apoyar a tus semejantes aunque sus acciones te afecten? Lo dudo, porque el que nace idiota muere idiota, por muchos títulos universitarios que tenga. Porque la inteligencia no la dan los estudios sino la experiencia y la manera de evitar caer en un error una segunda vez. El empático es el ser más inteligente de todos porque aprende de la experiencia del resto de mortales, ya que se puede poner en la piel del otro sin esfuerzo. Y en este país aquellos que viven con el puño en alto, critican la derecha pepera, lucen camisetas con el rostro de Mandela y aborrecen el capitalismo y la sociedad de consumo suelen ser más franquistas que Franco. Dime de qué presumes y te diré de qué careces. Y con tanta hipocresía suelta y tanta mala baba no se levanta un país, ni hecho ni por hacer. No, lo suyo no es distinto, es igual de hijoputa que aquellos a los que usted llama hijoputas. Piénselo seriamente. Ahí lo dejo. Y si creen que me he pasado escribiendo esta opinión, lo siento, es lo que tiene ser un engreído.

No hay comentarios:

Publicar un comentario